Onicomicosis – Hongos en las uñas

La onicomicosis, es decir la infección de las uñas por hongos, afecta a una de cada diez personas, siendo más frecuente en hombres y personas de edad avanzada. Es más común su aparición en las uñas de los pies que en las de las manos. Los hongos responsables de esta infección suelen ser los dermatofitos y se alimentan de la queratina, componente principal de las uñas y responsable de que estas nazcan fuertes.

Causas y síntomas de la onicomicosis

La aparición de la onicomicosis de las uñas puede darse por alguna serie de factores como exposición en lugares húmedos, ya sea andar descalzo por gimnasios, piscinas o duchas públicas, puesto que los hongos se desarrollan muy bien en lugares cálidos y húmedos como estos, siendo además altamente contagiosos. También puede darse por traumatismos en las uñas, uso de calzado ajustado, edad avanzada, estados inmunológicos deprimidos por determinadas enfermedades o medicamentos y susceptibilidad genética.

OnicomicosisLos principales síntomas de la onicomicosis son uñas frágiles, descoloridas, engrosadas o con manchas amarillas o blancas. Pueden afectar a una o más uñas, generalmente a los dedos gordos o a los más pequeños.

Al principio la enfermedad es indolora, pero con el tiempo comienzan a aparecer molestias que dificultan el caminar e incluso el estar de pie. Finalmente la uña puede llegar a caerse. De forma general, el tratamiento de esta patología requiere una combinación de medicación oral y cremas, no exenta de efectos secundarios y con escasos resultados en muchas ocasiones.

Tratamiento de la onicomicosis con Láser Fotona

En Clínica Mética contamos con el Láser Fotona, capaz de eliminar los hongos de las uñas en pocas sesiones. Es el único láser que tiene una tasa de éxito de más de un 95%. Es rápido, seguro y eficaz. El procedimiento suele realizarse en 15 o 20 minutos.

No tiene tiempo de recuperación, lo que significa que se pueden usar calcetines, zapatos e incluso esmalte de uñas inmediatamente después del tratamiento. Sin toma de medicamentos ni efectos secundarios. No se necesita cirugía ni anestesia. En la mayoría de los casos 5 sesiones son suficientes para solucionar el problema, aunque se podrá añadir alguna sesión más dependiendo de la gravedad del caso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies