Láser para acné activo y cicatrices

En Clínica Mética contamos con el láser Fotona y su exclusivo tratamiento “Stop Acné”, que nos permitirá mejorar o eliminar el acné y las cicatrices derivadas del mismo. Gracias a ello conseguiremos una piel sana de una manera rápida y sencilla, sin apenas tiempo de recuperación.

Stop Acné Activo

La alta potencia del Láser de Erbio Yag de Fotona penetra en la piel de forma segura, sin causar daños en la misma, pero destruyendo térmica y selectivamente las glándulas sebáceas, que son las principales causantes de la aparición del acné. Además, se estimula la formación de nuevo colágeno, acelerando el proceso de cicatrización y mejorando de esta forma el tono y la textura de la piel.

Es un procedimiento rápido, seguro y efectivo. Adecuado tanto para áreas grandes como pequeñas. Sin efectos secundarios ni toma de medicamentos.

En el acné leve a moderado, uno o dos tratamientos de 20 a 30 minutos cada uno suelen ser suficientes para eliminarlo durante algunos meses. El tratamiento del acné severo puede requerir un mayor número de sesiones para su control, aunque en general la disminución del acné puede llegar a un 80%.

Eliminación de las cicatrices del acné

ACNÉ ACTIVO Y CICATRICESEl tratamiento con el láser Fotona dispone de una longitud de onda ideal para la eliminación de las cicatrices del acné. El láser elimina de forma controlada pequeñas capas superficiales de la piel donde se encuentran las cicatrices de acné, ayudando a mejorar el tono y la textura de la misma.

A diferencia de los Peeling Químicos o cualquier otro sistema de dermoabrasión mecánica, este láser nos permite controlar con precisión la profundidad y la cantidad de epidermis a eliminar, y por lo tanto, se puede llegar a hacer el tratamiento tan leve o agresivo como se desee o sea necesario. El láser va vaporizando suavemente la superficie de la piel afectada por las cicatrices de acné, favoreciendo que en cuestión de días ésta se recupere y ofreciendo un aspecto más joven y saludable.

La duración de cada sesión es de 30 a 45 minutos, previa aplicación de crema anestésica 30 minutos antes del tratamiento para hacerlo más confortable. El número de sesiones a realizar depende de la gravedad de los casos, aunque se suele realizar por término medio de 3 a 4 sesiones, que se realizan con un intervalo de 1 a 2 meses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies