Hilos tensores

Los también llamados hilos mágicos o hilos tensores de PDO consiguen rejuvenecer y reafirmar la piel del rostro desde el interior, sin cirugía y con resultados duraderos.

Los hilos tensores están indicados en pacientes que presentan flacidez de leve a moderada y sirven tanto para prevenir como para tratar la pérdida de firmeza en la piel. Las aplicaciones más frecuentes de los hilos son:

  • Rejuvenecimiento del óvalo facial y cuello.
  • Mejoría de las líneas de marioneta y surco nasolabial.
  • Elevación de mejillas y cejas.

Los hilos están compuestos de polidioxanona, que es un material estéril, biocompatible y reabsorbible utilizado en suturas de cirugía cardiaca desde hace años. La técnica consiste en la infiltración de los hilos a nivel subcutáneo provocando un proceso de fibrosis que induce la formación de colágeno y elastina y que tiene como consecuencia un aumento de la redensificación cutánea, aumento de la firmeza, tersura y luminosidad de la piel y ralentización del proceso de envejecimiento.

Tratamiento de la flacidez facial con hilos tensores

Hilos tensoresEl tratamiento es muy sencillo. Previamente y para minimizar las molestias se puede aplicar crema anestésica. A continuación, se realiza un diseño y marcaje de las zonas a tratar. Cada hilo se infiltra a nivel subcutáneo guiándolo con una aguja fina que se retira inmediatamente después, quedando solo el hilo en el interior.

El número de hilos, así como el calibre de los mismos, dependerá de las condiciones de la piel del paciente y de las zonas que sea necesario tratar.

La duración del tratamiento es de unos 30 minutos y en ocasiones puede aparecer inmediatamente después algún hematoma que se reabsorbe espontáneamente en unos días y que se puede disimular con maquillaje.

La duración de los efectos es de más o menos un año, por lo que se recomienda la realización de un tratamiento de mantenimiento anual para asegurar la continuidad de los resultados. El tratamiento con hilos PDO se puede combinar con un protocolo de radiofrecuencias, ácido hialurónico, mesoterapia o láser.

Hilos Silhouette Soft

Además de los hilos de PDO (llamados también hilos mágicos) que se venían utilizando hasta el momento, en Clínica Mética contamos con la última tecnología para el tratamiento de la flacidez y el descolgamiento: las suturas con conos o hilos Silhouette Soft. Estos hilos nos permiten redefinir el rostro, recuperar los volúmenes perdidos y disminuir las arrugas con un tratamiento que se realiza en unos 45 minutos, y cuyos efectos se prolongan hasta dos años.

Este tratamiento está indicado en hombres y mujeres con flacidez leve o moderada. Se realiza en consulta con anestesia local y permite al paciente retomar su actividad normal después de realizarlo, teniendo tan solo que tomar algunas sencillas precauciones que según la zona tratada le explicaremos en la clínica antes de realizar el procedimiento. Las molestias post tratamiento pueden incluir rojeces, ligero hinchazón o dolor que normalmente desaparece en breve.

El tratamiento con los hilos Silhouette Soft combina dos efectos: un primer efecto lifting, que aparece inmediatamente después de la colocación de los hilos, y un segundo efecto que es natural y progresivo. Este último se debe al componente principal de las suturas, el ácido poliláctico, que actúa en las capas más profundas de la piel estimulando la formación de colágeno. Se utilizan para tratar principalmente el tercio medio del rostro, línea mandibular, cuello y elevación de las cejas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies