Carboxiterapia corporal

La carboxiterapia corporal es un tratamiento en el que utilizamos un gas, el dióxido de carbono (CO2) con fines terapéuticos. Es una de las mejores terapias para combatir tanto la celulitis como la flacidez, y es también util para reducir acúmulos grasos, estrías, cicatrices incluso en el postoperatorio de liposucciones o cirugías estéticas, para corregir irregularidades en la piel y mejorar los resultados. También es una herramienta muy útil en el rejuvenecimiento facial.

Beneficios de la carboxiterapia

Carboxiterapia
La carboxiterapia mejora la microcirculación sanguínea proporcionando una mejor oxigenación de las capas de la piel, estimula la formación de nuevo colágeno y debilita las células de tejido graso, lo que se traduce en una mejora de la piel, una disminución del volumen de la zona y un alivio de la pesadez de las piernas.

Tratamiento de carboxiterapia

CarboxiterapiaEl procedimiento consiste en microinyecciones de CO2 en la zona a tratar, realizadas con una aguja muy fina conectada a un aparato que regula la velocidad del flujo, la dosis y el tiempo de infusión. El gas inyectado no es tóxico, inclusive en dosis altas. Una vez inyectado, pasa a la sangre y se elimina mediante la respiración.

El protocolo de tratamiento es específico para cada paciente, pero en general debe realizarse un mínimo de 5-8 sesiones, 1 o 2 veces por semana, para obtener resultados satisfactorios.

La duración de cada sesión es de unos 30 minutos y durante la misma algunos pacientes manifiestan sensación de hormigueo, pesadez u opresión durante pocos minutos.

La aparición de efectos secundarios es prácticamente inexistente, salvo un ligero enrojecimiento pasajero y en ocasiones algún microhematoma en el lugar de la inyección. El paciente puede reanudar sus actividades habituales inmediatamente, evitando únicamente el sol durante las siguientes 24 horas. En Mética recomendamos combinar el tratamiento de carboxiterapia corporal con otras técnicas como la radiofrecuencia, vacumterapia o la mesoterapia corporal.

Es necesario tener en cuenta que todo tratamiento corporal se debe complementar con dieta, actividad física y un consumo abundante de agua.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp WhatsApp